La vida es un ritual

Quiero continuar el tema del post anterior en el que les decía que el amor es vibración, pero ahora bajarlo un poco más concreto. Porque?

Porque en la misma semana que me preguntaron «Qué es el amor?» otra persona me preguntó si el campo pide rituales, y para mi las dos apuntan a lo mismo. Ya les explico, pero si no han leído el post que menciono, les recomiendo que lo hagan asi estamos en sintonía.

Retomando, la respuesta a esta segunda pregunta es no, el campo no pide que «hagamos rituales», porque todo es sagrado y la vida misma es un ritual, entendiendo ritual como ese tiempo y espacio donde estamos plenamente entregados al instante presente; donde nuestra intención, atención y manifestación en cada dimensión tienen un valor simbólico que impregna nuestros actos. 

Pero seamos honestos! que levante la mano quien vive 100% presente, consciente y entregado al aquí y ahora. Para la mayoría de los seres humanos este es un estado intermitente, un vaivén entre instantes de atención plena y momentos tomados por las proyecciones de la mente. La duración de estos instantes será relativa a cada uno, aunque si estas aquí leyendo esto es porque al menos tu atención e intención están pulsando en la dirección de transitar la experiencia.

Entonces, si «el campo no pide rituales» para que los hacemos o participamos de ceremonias? para que implementamos hábitos llenos de simbología? Simple, para traernos al aquí y al ahora, para sacarnos de la temporalidad de la mente, de las proyecciones y las expectativas y conectarnos con el instante presente, desde la observación de quienes estamos siendo a través de la atención en lo que estamos haciendo, sintiendo y sosteniendo.

Ya sea en el momento en que meditas, en tu práctica de yoga, cuando te preparas tu agua con limón en plena conciencia de tu para que, ya sea en el templo al que asistes, en el mantra que repites o en el baile que te empodera. El ritual no te lo pide el campo, no es necesario, no es obligatorio, pero a muchos nos construye, nos recuerda el instante, nos enraiza, nos conecta con la esencia de la gran madre, nos habilita al vacío, nos inspira, nos recarga, nos permite disfrutarnos.

El ritual es tuyo si lo deseas y todo lo que hagas puede ser un ritual, yo te invito a que lo pruebes, a que elijas alguno, el que sea que nutra tu campo electromagnético y con ello nutras tu vibración, esa que te permite amar bonito.

Si quieres conocer algunos de mis rituales o hábitos de autocuidado te invito a que busques en el blog las entradas anteriores y/o que estés pendiente de las próximas.

Nos leemos pronto

♥  Con amor, Grace  ♥

Tofu revuelto con vegetales

Tofu revuelto con vegetales Y donde estan las proteínas?  Tu tambien te haces esa pregunta? Si tu respuesta es si, o simplemente quieres aprender una preparación rápida y fácil con tofu, entonces sigue leyendo! Antes de compartirte la receta quiero recordarte que al comprar tofu y/cualquier producto derivado de la...

Read More

La vida es un ritual

En la misma semana que me preguntaron '’Qué es el amor?" otra persona me preguntó si el campo pide rituales, y para mi las dos apuntan a lo mismo y la respuesta es no. El campo no pide que "hagamos rituales", porque todo es sagrado y la vida misma es...

Read More